Progresivos

Las lentes progresivas son las lentes más evolucionadas del mercado: en una misma gafa graduada tenemos la posibilidad de ver correctamente todas las distancias, lleváramos o no gafas anteriormente. Las lentes progresivas permiten a los présbitas* una visión correcta de todas las distancias, en el plano lejano, medio y cercano, con una transición suave de una a otra, sin “saltos” o “cortes” entre ellas, a diferencia de las lentes bifocales. Al no tener estos “saltos” o “cortes” que delimitan los campos de visión, las lentes progresivas dan un aspecto completamente natural a los ojos. 

Las lentes progresivas están realizadas de acuerdo a la forma natural de mirar de las personas; por eso, su parte superior está ideada para permitir una visión óptima en el plano lejano, la intermedia para ofrecer buena visión en la zona media y la inferior para proporcionar nitidez en el plano cercano. 

* La presbicia no es una patología, es una dificultad visual consecuencia natural del paso del tiempo. Las personas que tienen vista cansada, también llamadas présbitas, perciben borrosos los objetos que se encuentran situados en el plano cercano. Esta es la razón de que, con frecuencia, alejen de sus ojos los objetos que exigen realizar un enfoque de visión próxima.