Era Digital

En la era digital estamos expuestos a una constante utilización de aparatos electrónicos como smartphones, tablets y ordenadores. Esta sobreexposición de dispositivos digitales acaba provocando la aparición de nuevos problemas visuales, como es el Síndrome Visual Informático. El Col·legi Oficial d’Òptics Optometristes de Catalunya, en su estudio, determinó que un 70% de la población padece el SVI.

Una de las causas de este síndrome es provocada por el exceso de horas de consumo de este tipo de aparatos. Pero no es el único factor. La forma simultánea de utilización de pantallas, la proximidad en que se utilizan o la luz azul-violeta del aparato generan problemas oculares y de la visión.

Los síntomas más frecuentes provocados por la fatiga visual digital son: la irritación, la visión borrosa, la sequedad y el enrojecimiento de los ojos. Estas molestias surgen porqué estamos enfocando continuamente y porqué mantenemos los ojos bien abiertos y reducimos el parpadeo, además de estar en constante consumo de luz azul-violeta, más perjudicial para la mácula.

Algunos consejos para reducir el SVI…

  • Mantener una distancia correcta de la pantalla. Se recomienda que la pantalla con la que trabajamos esté a una distancia de entre 50 centímetros y 1 metro de nuestros ojos.
  • Pestañear a menudo para refrescar nuestros ojos.
  • Practicar la regla del “20 20 20” que dice que cada 20 minutos tenemos que mirar fuera de nuestro escritorio durante 20 segundos y enfocar a algo que se encuentre a 20 pies (6 metros aprox.) De esta forma conseguimos que nuestros ojos no estén enfocando a distancias cortas durante mucho tiempo, alterando la distancia focal.
  • Proteger los ojos con lentes que filtren la luz azul - violeta dañina de cualquier fuente de iluminación led. Esta proviene tanto de ambientes con luz artificial como de cualquier tipo de pantallas (smartphones, tablets, ordenadores, TV, etc...)
  • Utilización de gafas con la corrección de lentes más idónea para las actividades a realizar.