Diarias

Las lentes de contacto desechables diarias, como su propio nombre indica, son lentillas que se reemplazan a diario. No requieren mantenimiento ya que cada día después de usarlas se tienen que tirar. Todos los días pues estrenamos lentillas nuevas, por lo que no tenemos que preocuparnos por los sistemas de limpieza (líquidos, etcétera…) Además, la pérdida o rotura de las lentillas no supone un gran problema, ya que podemos reemplazarla por otra. 

En lo que se refiere a la calidad de visión, al reponer las lentillas a diario, el material no sufre un deterioro y están siempre nuevas por lo que nos dan una visión óptima. Están disponibles para miopía, hipermetropía, astigmatismo y “progresivas” (vista cansada o presbicia).

En cuanto a los materiales, las más económicas son las de hidrogel convencional frente a las de hidrogel de silicona para aquellos ojos más secos y sensibles (más horas de uso y material de última generación).