Mensuales

Las lentes de contacto mensuales normalmente se sirven en cajas de 3 ó 6 lentillas y cada una nos durará 30 días. Esto quiere decir que necesitamos seguir un sistema de higiene riguroso que no debemos olvidar. Al igual que las demás lentillas, las mensuales nos dan una calidad de visión óptima; sin embargo, en el momento que abrimos las lentillas, comienza la degradación del material por lo que es importante llevar una limpieza y uso apropiados. 

Las lentes de contacto mensuales a menudo vienen en packs económicos con soluciones de mantenimiento incluidas y, del mismo modo que las quincenales, algunos tipos de lentillas mensuales también son para uso terapéutico*.

Están disponibles para miopía, hipermetropía, astigmatismo y “progresivas” (vista cansada o presbicia).

En cuanto a los materiales, las más económicas son las de hidrogel convencional frente a las de hidrogel de Silicona para aquellos ojos más secos y sensibles (más horas de uso y material de última generación).

* Asegúrese de preguntárselo a su especialista de la visión. Le deben de hacer un seguimiento estricto con ellas puestas, pues al llevar las lentes de forma ininterrumpida se tiene más posibilidades de sufrir algún problema. Aunque debemos de señalar que con una buena adaptación y una buena higiene es muy poco probable.