Protección

Para prevenir accidentes y evitar exponernos a una perdida total o parcial de la vista, el uso de gafas de protección es fundamental. Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social las lesiones que afectan a los ojos y a la cara constituyen el 4 por ciento del total de los accidentes registrados en jornada laboral. Conocer los riesgos de esta zona del cuerpo y la forma de prevenirlos es por tanto una de las acciones de prevención mas importantes ya que la vista es el principal sentido que nos permite relacionarnos con el medio.

Los sistemas de protección de la vista forman parte de la categoría de los equipos de protección individual (EPI) y están en relación directa con el resto de EPI tales como los cascos de seguridad, los protectores auditivos, los guantes e incluso el calzado de seguridad. Hoy en día pues es imprescindible para cualquier empresa proteger a sus trabajadores con los equipos de protección correspondientes, aplicando las medidas técnicas y organizativas mas adecuadas con la finalidad de minimizar al máximo cualquier riesgo.

Las gafas de protección son utilizadas en gran variedad de sectores como el sector sanitario, el científico, la construcción o la industria, pasando por los servicios de limpieza, los trabajos forestales, los trabajos domésticos, el bricolaje, la jardinería y un larguísimo etcétera. Los ojos son órganos vitales para el correcto desarrollo de nuestro trabajo y es por ello que a menudo se ponen en riesgo al estar expuestos a determinados ambientes con impactos de partículas, restos de metal, ramas, astillas, herramientas, maquinaria, líquidos a presión, substancias químicas, infecciosas, corrosivas, aerosoles, gases, vapores, radiaciones infrarrojas, laser, soldadura, luz ultra violeta y multitud de otros elementos que pueden acabar siendo fatales para nuestra salud ocular. Se hace innumerable la cantidad de trabajos en donde se ponen gravemente en peligro nuestros ojos y, en consecuencia, nuestra vista.

A diferencia de las gafas convencionales, las gafas de protección son diseñadas a través de un proceso estrechamente ligado a la ergonomía buscando el acople más perfecto posible con las formas de la cara. Además, son fabricadas con materiales especiales y combinan resistencia a los impactos con protección lateral adicional. Como todo producto de uso frecuente, con el tiempo las monturas y los cristales sufren desgastes – y más en función del entorno de trabajo – y por lo tanto cada cierto tiempo es necesario reciclarlas.

En Multiópticas Solà disponemos de las 3 marcas principales en materia de protección y seguridad: Pegaso, Bollé Safety y Medop.

Ven a informarte sin compromiso y si tienes cualquier duda estaremos encantados de ayudarte.