Salud Visual

¿Porqué es necesaria una revisión oftalmológica periódica? 

La forma más eficaz de evitar problemas oculares es la prevención. Muchas de las enfermedades oculares que pueden ser irreversibles no presentan síntomas. Estas, de todas formas, pueden ser detectadas con una simple revisión antes de que se inicie el proceso patológico.

Gracias a los controles visuales, podemos detectar:

  • Enfermedades en los estados iniciales donde aún es posible tratar la enfermedad.
  • Corrección o adaptación de la visión
  • Reducir la fatiga visual de las actividades diarias

¿Quién puede hacerme la revisión?

Hay dos opciones para realizarse la revisión. El óptico optometrista o el médico oftalmólogo. El médico oftalmólogo es el único capacitado para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades oculares. No obstante, el óptico optometrista puede realizar una serie de pruebas para diagnosticar la manifestación de ciertas enfermedades como el glaucoma, la DMAE, la retinopatía diabética o la retinopatía hipertensa.

Es necesario realizarse revisiones periódicamente en los siguientes casos:

  • Aquellas personas que tengan antecedentes familiares de alguna enfermedad ocular.
  • A partir de los 45 años, se ha de aumentar la frecuencia de revisiones, ya que aumenta el riesgo de sufrir alguna enfermedad.
  • Personas diabéticas e hipertensas.
  • Los portadores de gafas o lentes de contacto.